Carlos Abellán Ruiz, nuevo director del Museo del Ferrocarril de Madrid

Carlos Abellán Ruiz
Carlos Abellán Ruiz

El Museo del Ferrocarril de Madrid tiene un nuevo director al frente, Carlos Abellán Ruiz, que aunque nacido en la Comunidad de Madrid ejerce de gallego tras llevar casi medio siglo en esta comunidad. Ferroviario de oficio, aporta al museo una dilatada labor en el mundo del asociacionismo ferroviario, ya que ha sido hasta pocos días presidente de la Federación Española de Asociaciones de Amigos del Ferrocarril.

(11/07/2012) Tras dos años al frente de la institución que gestiona la Fundación de los Ferrocarriles Españoles, Miguel Muñoz Rubio cede los mandos del Museo del Ferrocarril de Madrid a otro ferroviario de oficio, Carlos Abellán Ruiz. que es experto universitario en Transportes Terrestres por la Universidad Complutense de Madrid, Experto en Sistemas Automáticos y Programación, Maestro Industrial por la Escuela Politécnica de Santiago de Compostela y ha realizado estudios de ingeniería en Vigo y La Coruña.

Abellán tiene una historia profesional ferroviaria de cuarenta años en Renfe y Adif, y otra no menos larga trayectoria de pasión por el tren. Hasta ahora desempeñaba su labor profesional en Adif, al frente  de las instalaciones de seguridad de la zona de Santiago de Compostela y era, sobre todo, conocido en el mundo ferroviario por su continua y activa presencia en el asociacionismo ferroviario.

En la Fundación de los Ferrocarriles Españoles, además de su contacto habitual como presidente de la Federación Española de Asociaciones de Amigos del Ferrocarril, es miembro de la Comisión de Puesta en Valor del Patrimonio Histórico Ferroviario de la Fundación de los Ferrocarriles Españoles en la cual tiene una activa presencia en los últimos tres años.

Asociaciones de Amigos del Ferrocarril

Carlos Abellán es presidente de la Asociación Compostelana de Amigos del Ferrocarril desde el año 1985 y, desde 2004 hasta la fecha, ha sido presidente de la Federación Española de Asociaciones de Amigos del Ferrocarril (FEAAF). A nivel peninsular es copresidente de la Comisión Ibérica, integrada por las federaciones y asociaciones de amigos del ferrocarril de España y Portugal y, más allá este ámbito, es vocal adjunto a la presidencia de la Asociación Europea de Ferroviarios. Esta circunstancia le ha hecho viajar por todo el territorio nacional y europeo tomando contacto con las decenas de asociaciones que traman el tejido asociativo ferroviario nacional, y europeo.

En sus ámbitos más cercanos, Santiago de Compostela y, por extensión, toda la comunidad gallega, desde la presidencia de la Asociación Compostelana ha estado presente en todos los foros locales y regionales que han postulado la mejora de los servicios ferroviarios, en la creación de plataformas, en la organización de charlas y todo tipo de eventos de apoyo al ferrocarril, como servicio público y como recurso patrimonial. Ha asumido incluso responsabilidades políticas, siendo concejal del Ayuntamiento de Santiago en el área de Transportes y Movilidad, desde 1999 a 2003.

En el ámbito del patrimonio ferroviario, al margen de los proyectos en los que ha colaborado al frente de la FEAAF, ha pilotado personalmente los trabajos de restauración del coche de viajeros SSV 141, denominado popularmente «Verderón», para su utilización como local de la Asociación Compostelana de Amigos do Ferrocarril. Asimismo, ha dirigido los trabajos de traslado y restauración de la locomotora diesel Alco 1808 para ser utilizada como sala de maquetas ferroviarias y unidad didáctica cultural de la misma asociación. También ha coordinado múltiples trabajos de restauración de locomotoras, coches, aguadas, señales ferroviarias, faroles, etcétera, siendo presidente de la Comisión de Tren Real de la FEAAF, que con sus trabajos ha contribuido a la publicación de las normas de circulación de trenes históricos.

El hasta ahora director, Miguel Muñoz Rubio, que ya lo fue de Documentación de la Fundación desde 1998, afrontó en estos dos años la integración de los fondos documentales del Archivo Histórico Ferroviario y los bibliográficos de la Biblioteca Ferroviaria en el seno del Museo del Ferrocarril . Igualmente inició la labor de restauración de algunos vehículos de la colección y abrió una línea de colaboración con asociaciones, destacando especialmente la abierta con el colectivo de Mora la Nova que permitirá la rehabilitación funcional de valiosas locomotoras de vapor y un no menos valioso automotor. Asimismo en su haber destaca el inicio de nuevos proyectos de trenes históricos, como el que hace unos días se fletó con los coches salón del museo hasta Alcázar de San Juan.