Robustiano Querol Beltrán (1964-1965)

Robustiano Querol Beltrán

Normalmente los Presientes de la Federación debían ser los Presidentes de las Asociaciones o miembros de la Junta de Gobierno de las mismas. Cuando le tocó el turno a la Asociación de Barcelona, decidieron que, en vista de la avanzada edad de José María Bonet Gari, persona muy vinculada a la Fundación de la Asociación catalana y también asistente a la reunión de Zaragoza, fuera el Vicepresidente, Robustiano Querol el que asumiera el cargo para el año siguiente a Madrid.

La Asociación de Barcelona, que entonces se denominaba de Aficionados a los Ferrocarriles, se encargó de organizar el Congreso de 1.965 y lo hizo coincidir con los actos de Inauguración de su nuevo local social en la Estación Termino de RENFE, constituyendo un gran acontecimiento que dejó muy impresionados a los miembros de las Asociaciones más jóvenes y que desde luego constituyó un acicate para acometer proyectos de más alcance que el de jugar simplemente con los trenes en miniatura.

Robustiano Querol y sus colaboradores montaron un programa de visitas interesantísimo que dio pie a que la prensa diaria se hiciera eco de las actividades de los Amigos del Ferrocarril, marcando un camino que de una u otra forma se ha seguido por otras Asociaciones a lo largo de los años.