Manuel Rossich Tomé (1965-1966)

Manuel Rossich Tomé

Formó parte de la Delegación de Bilbao que asistió en Zaragoza a la Reunión Fundacional de la Federación. Puso desde el primer momento la moderación y el buen sentido para que los temores y reticencias de los representantes de las Asociaciones se superaran con el fin de llegar a constituir un grupo sólido de aficionados, capaces de ocupar un lugar importante en el mundillo del modelismo ferroviario europeo y también del ferrocarril real.

Fue durante un año el Presidente que representó a Bilbao en la Federación y encargado de organizar el IV Congreso Nacional y el primer Congreso MOROP que se celebraba en España.

En ambos casos se hizo patente que el éxito de tales certámenes estaba muy ligado a la personalidad y a las relaciones sociales de la persona que ostentara la Presidencia.

Manuel Rosich era Inspector de Hacienda y un gran aficionado al ferrocarril en todas sus escalas. Recibió el primer premio de Europa por su instalación LGB de jardín, a escala 1:32 que montó en su chalet de Aiboa, donde consiguió que el Ferrocarril de Algorta hiciera una parada cada hora, en el apeadero de Aiboa. Estos detalles nos dan una idea del mundo en el que discurría su vida.

En el Congreso MOROP se empleó por primera y única vez la traducción simultánea para las sesiones técnicas y de Apertura y Clausura, anotándose España el primero de tres éxitos de Organización del Certamen Europeo.

En los años en que asistió a los Congresos Nacionales, supo atraerse la amistad y reconocimiento de los Amigos del Ferrocarril de toda España, pues no dudaba en meter el hombro si había que empujar un vagón o encarrilar un tren descarrilado en la Estación de Amara.

La situación del País Vasco le obligó a trasladar su afición a Palma de Mallorca, donde conocimos sus proyectos para reconstruir su Ferrocarril MRT y un museo de automóviles Hispano Suiza, de los que contaba con una importante colección.