MIGUEL CANO LOPEZ-LUZZATTI, nació en Sevilla en 1940. Es Ingeniero Técnico Industrial por la Escuela Universitaria Politécnica de Sevilla y forma parte desde 1972 del Cuatro Técnico del Centro de Prevención de Riesgos Laborales de Sevilla, en el cual ha desempeñado sucesivamente las Jefaturas de las Áreas de Seguridad y Formación. En el ámbito ferroviario, desde 1986 forma parte del equipo de Comunicación y Relaciones Institucionales de Renfe en Andalucía, ha sido Presidente de la Asociación Sevillana de Amigos del Ferrocarril hasta el año 2009, la cual fue fundada por él mismo junto con otros amigos en 1959, siendo así mismo, Presidente de la Federación Española de Asociaciones de Amigos del Ferrocarril desde 1989 a 1996.

Desde 1965 es corresponsal de las revistas Vía Libre y Líneas del Tren y de la desaparecida Trenes Hoy y colaborador de los diarios El Correo de Andalucía y ABC de Sevilla, además de colaborar con diversas revistas de difusión nacional relacionadas con el mundo ferroviario, ya sean privadas u oficiales, como por ejemplo las dependientes del Ministerio de Fomento y del Colegio de Ingenieros por citar algunas.

Desde el inicio de 1974 mantiene en activo la Campaña “Conoce el Tren” que fomenta el conocimiento del ferrocarril entre los escolares de Sevilla y su provincia y en las cuales, hasta junio de 2004, habían participado más de 300.000 alumnos.

Ha formado parte del equipo que instaló en la Exposición Universal de Sevilla de 1992 el Parque de Maquetas “Andalucía de los Niños” interviniendo en la construcción de los trenes a escala 1:32 que circulan por la instalación incorporada después al parque temático Isla Mágica.

Desde 1990 pertenece a la Asociación de Periodistas Ferroviarios Europeos lo cual le ha permitido estar presente en diversas pruebas realizadas con trenes de alta velocidad en España, Francia, Alemania y Gran Bretaña y ha asistido a inauguraciones tan importantes cono las del túnel del Canal de La Mancha, el puente de Orensun (Dinamarca), las líneas del TGV Sudeste y Atlántico (Francia), la Directísima Roma-Florencia (Italia) y en nuestro país, las de alta velocidad de Madrid a Sevilla y Madrid a Lleida.

Finalmente, desde enero de 2005, pertenece a la Asociación de Ferroviarios Europeos.