De acuerdo con el programa previsto, los pasados días 10, 11, y 12 de octubre, tuvo lugar en Barcelona el XXXVI Congreso de la Federación Española de Amigos del Ferrocarril.   

    Ya por la tarde dl viernes día 9, a pesar de estar en el inicio de un largo fin de semana, y con una estación de Sants rebosante de viajeros pendientes de las llegadas y salidas de trenes, se inició la recepción de congresistas en la sala Euromed de la citada estación. Gracias a la colaboración con la Gerencia de Euromed pudimos compartir la sala con los sorprendidos viajeros que tenían previsto tomar el tren hacia Valencia o Alicante.

    Propiamente los actos del Congreso se iniciaron día 10 en la estación de Plaça de Catalunya de los Ferrocarriles de la Generalitat de Catalunya. En una unidad eléctrica de la serie 112 viajamos hasta Rubí, donde nos esperaban los automotores Brill 301 y 18 que nos condujeron a las instalaciones del C.O.R., donde visitamos todos los talleres de mantenimiento. Causó muy buena impresión la pulcritud con que se mantienen los talleres de reparación, así como el empeño puesto en las restauraciones del material histórico de la línea.

    Con la misma unidad de la serie 112 llegamos a Terrassa, donde tuvo lugar el almuerzo. Después de la comida, en una eléctrica de la serie 447 de Renfe nos trasladamos hasta Sant Vicent de Castellet, para dirigirnos a la línea de vía métrica de los Ferrocarriles de la Generalitat. Allí ya nos esperaba la locomotora “Pachanga 304” y coches de la serie C que nos condujo hasta Monistrol, donde se hizo un cambio de tracción para tomar la “Monistrol 209” a vapor. De esta manera llegamos hasta Martorell, donde teníamos dispuesta una parada de material histórico y moderno. Allí pudimos contemplar desde una locomotora de la cremallera de Montserrat, pasando por la Berga y la Olot hasta la Garrat de “Catalans”, en fase de restauración. Frente a los talleres teníamos delante de nuestra visita una representación de todas las unidades de tren que funcionan en estos momentos. Ya en la última parte del trayecto tomamos una unidad eléctrica de la serie 8000 (ex-suiza) que nos condujo hasta Sant Boi de Llobregat, donde hicimos un nuevo transbordo a una unidad de la serie 211 que ya nos dejó en la estación de la plaza de España.

    Ya por la noche tuvo lugar la cena de gala del congreso. Hacia el final de la misma tomaron la palabra el Sr. Raúl Herrán, presidente  de la Federación Española, el Sr. Miguel Llevat, director de Ferrocarriles de la Generalitat de Catalunya y el Sr. José Montilla, alcalde de Cornella.

    El domingo día 11, fue una jornada dedicada al libre esparcimiento en Port Aventura, donde llegamos con un servicio especial en “Euromed”. De regreso a Barcelona, tuvo lugar la reunión de Delegados en la estación de Sants.

    La última  jornada del Congreso fue la que estuvo dedicada al 150 aniversario de la inauguración de la línea Barcelona- Mataró. Partimos de la Estación de Franca, con tracción vapor servida por la “Garrafeta” y los coches del Museo. A la llegada a Mataró, el alcalde de esta cuidad, junto con el presidente de la Federación española, el de la Federación catalana y la directora del Museo del Ferrocarril de Vilanova y la Geltrú, descubrió una placa conmemorativa de esta efemérides. El viaje de regreso a Barcelona se realizó con la misma tracción.