Por tercera vez Sevilla organiza el Congreso de la Federación Española de Asociaciones de Amigos del Ferrocarril, en el año emblemático de la última Exposición Universal del siglo XX. El programa se ha centrado en torno a “Los transportes en la Expo 92 de Sevilla” y comienza con el viaje en el tren de alta velocidad AVE de Madrid a Sevilla.

Tras un desplazamiento de dos horas cincuenta minutos, llegada a la Estación de Santa Justa donde se entrega la documentación y recuerdos del Congreso. Los sobres conmemorativos y el matasellos concedido por la Dirección General de Correos requieren la atención de los participantes.

La primera jornada se cierra con un recorrido en barco por el Guadalquivir y cena a bordo. Durante dos horas y media se gozará del atractivo nocturno de la Sevilla de 1929 y la de 1992, al pasar por delante de la Isla de la Cartuja, recinto de la Exposición Universal y bajo diez puentes de variado diseño, de los cuales siete se han construido en los últimos tres años.

La segunda jornada nos permite utilizar los autobuses de Transportes Urbanos para acceder a la Estación de Santa Justa desde los hoteles, para conocer el más moderno de los Puestos de Mando de Renfe. Se completa la visita a la Estación y, en tren de Cercanías, nos dirigimos al recinto de la Exposición Universal, que cuenta con una terminal ferroviaria junto a la Puerta de Aljarafe.

La visita está muy ligada este día a la Asociación de Sevilla por ser la que ha montado en el Pabellón de Andalucía la red ferroviaria a escala con todo el material de Renfe en Andalucía. En el pabellón de Cruzcampo se nos obsequia con la degustación de su famosa cerveza y el resto del día queda libre para visitar otros pabellones y asistir a espectáculos.

La tercera jornada se dedica a recorrer en Tren Especial los Enlaces Ferroviarios de Sevilla por los trazados e instalaciones inaugurados recientemente. Nuevamente en Tren de Cercanías nos dirigimos a la Exposición Universal para conocer los Transportes Internos: Monorraíl, Tren Neumático, Catamaranes y Mirador Elevado.

Los delegados se reúnen en Asamblea General en la Estación de Santa Justa y visitan libremente la Expo hasta la hora de la Cena de Clausura en el Real Circulo de Labradores y Propietarios a la orilla derecha del viejo cauce del Guadalquivir, frente a la Torre del Oro y el Palacio de San Telmo.

Para la jornada del domingo, fuera del programa, se recomienda la visita a la Exposición de pinturas en el Pabellón de Sevilla de la antigua Estación de Plaza de Armas. Desde allí entrada a la Exposición Universal en Telecabina, para visitar otros pabellones.

Los congresistas regresan a sus lugares de origen en trenes diurnos y nocturnos.

En este congreso se da de alta en la Federación a la Asociación de Toledo, con la que el número de Asociaciones Federadas es de cuarenta y dos. La cuota del Congreso ha sido la más alta de la historia al incluirse en ella el pase de tres días a la Exposición Universal.