Por primera vez Córdoba organizaba un Congreso de la Federación aprovechando el “puente” del 1 de mayo. El programa organizado fue de contraste, pues mientras en la primera jornada se visitaban las obras de montaje de vía en la línea de alta velocidad, con desplazamiento en autobús hasta Adamuz, en la segunda el viaje era en tren, por la línea de Almorchón de gran interés por el trazado, plano inclinados para reducir los efectos de escapes de vagones y la visita a la central térmica de Puente Nuevo.

La comida se hizo en las instalaciones de la central y en el regreso a Córdoba prolongamos el recorrido para visitar la estación de clasificación de El Higuerón, deteniéndonos especialmente en el “lomo de asno” para ver los retardadores óleo-neumáticos empleados para frenar la salida de vagones hacía las vías de estacionamiento.

La cena de clausura tuvo lugar en un patio cordobés engalanado como es costumbre y que, como es casi normal en esta época, tuvo que soportar un fenomenal aguacero que no enfrió el ambiente, ya que un conjunto músico vocal se encargó de animar a los participantes hasta bien entrada la madrugada.

En este congreso pudimos contemplar una estupenda maqueta en escala HO montada por la Asociación en una “caracola” de Renfe, junto a la Gerencia Territorial, en la que se reproduce la línea Córdoba-Málaga en la zona de El Chorro, con una acertada reproducción del desfiladero de Los Gaitanes.

Se mantuvo la moderación en las cuotas de congresistas como se había recomendado en años anteriores.