Participantes del 49 Congreso de la FEAAF y el 3º Congreso Ibérico, con fondo de locomotora eléctrica serie 7903 ubicada en el patio central de la ciudad de Alsasua (Navarra), acompañados por autoridades locales.

    Entre el 29 de abril y el 2 de mayo se celebró en Pamplona el IL Congreso de la Federación Española de Asociaciones de Amigos del Ferrocarril y el III Congreso Ibérico de Amigos del Ferrocarril, organizado esta vez por la Asociación Navarra de Amigos (ANAF). Más de 100 participantes de numerosas asociaciones españolas, junto con representantes de asociaciones de Portugal y Holanda se dieron cita en tierras navarras para disfrutar de unos días de actividades ferroviarias y de intercambio de experiencias entre aficionados al ferrocarril.

Congresistas esperando el tren de Larrún

    El primer acto oficial, una vez realizada la entrega de documentación y acreditaciones fue la conferencia impartida en el Hotel Puerta del Camino por el conocido historiador y estudioso del ferrocarril navarro, además de socio de ANAF, Juan José Martinena. El tema de la conferencia fue el Ferrocarril del Irati (Pamplona-Sangüesa), clausurado en 1955 y que fue el primer ferrocarril eléctrico de España.

    El sábado 30 de abril se realizó un recorrido en tren especial por toda la línea Alsasua-Pamplona-Castejón, con visita a las estaciones de Alsasua y Castejón, el Palacio Real de Olite, el Museo del Ferrocarril de Castejón y la factoría de Trenasa-CAF en esta última localidad navarra, tan vinculada históricamente al ferrocarril.

Acto Cena Clausura del Congreso, entrega de la insignia de oro al Tercer Socio de Honor, Juanjo Olaizola por parte Carlos Abellán, Presidente de FEAAF y con la presencia de Angel Osacar, Presidente de ANAF

    El domingo 1 de mayo comenzó con un viaje en autobús hacia Francia, en concreto, al conocido tren cremallera de La Rhune, fronterizo con Navarra, en el que se pudo disfrutar de buen tiempo y de unas visitas espléndidas, a pesar de las previsiones meteorológicas que auguraban lo contrario. El programa continuó con una visita a las conocidas cuevas de Zugarramurdi, ya en Navarra y finalizó con la cena de clausura del Congreso. Para este último acto tuvimos la suerte de contar con la presencia de Juanjo Olaizola, director del Museo Vasco del Ferrocarril, a quien el presidente de la FEAAF, Carlos Abellán, le entregó la Insignia de Oro de la federación.

    Por último, el presidente de la Asociación Navarra de Amigos  del Ferrocarril, Ángel Osácar, entregó el “testigo” a Javier Calcedo, representante  de las Asociaciones de Valladolid y venta de Baños, que serán los organizadores del siguiente congreso de la FEAAF en el año 2012.